Una de las diferencias entre grupos y equipos es que los equipos cuentan con una misión clara que aporta claridad respecto a qué hacer y cómo hacerlo. Se trata de una visión del trabajo que comparte todos los integrantes del equipo. Todo grupo con responsabilidad de mando debería contar con su propia misión clara y compartida que describe su manera particular de apoyar el éxito de la organización. La Misión del Equipo Directivo ofrece un proceso y metodología para definir la razón de ser de cualquier grupo de jefes, no importa los nombres que llevan sus puestos.
El programa está dirigido a cualquier grupo de jefes, supervisores, líderes de equipo, coordinadores, gerentes, directores que busca claridad y consenso respecto a su labor y que propone fortalecer la efectividad de su liderazgo.

En muchas organizaciones, cómo le va a uno depende de a quién le toca como jefe. No debe ser así. A pesar de las diferencias entre los jefes, el estilo de dirección debería ser una sola y debe aportar ventajas a la operación. Claridad al respecto arroja beneficios para los jefes, sus colaboradores, los clientes y la organización.

Al comprender “la razón de ser” del puesto de supervisor, gerente o director o del equipo directivo, los integrantes del equipo se vuelven más conscientes de lo que tienen que lograr y cómo les conviene actuar para alcanzar las metas. Suelen cambiar su enfoque “operativo” centrado en sus tareas por otro centrado en sus colaboradores, los resultados y en sus estrategias para influir en las acciones de sus colaboradores.

Durante el taller La misión del equipo directivo los participantes aprenden cómo identificar los roles clave de sus puestos, determinan qué proporción de su tiempo les conviene invertir en cada uno de ellos y desarrollan una visión más amplia de sus funciones. Algunos se dan cuenta de estar invirtiendo su tiempo y esfuerzo en los roles que les son más cómodos dejando al descubierto roles o funciones que son importantes para el éxito en el puesto. Descubren que el concepto de roles clave les puede servir para dominar el trabajo en lugar dejarse dominar por cuestiones externas.

  • • Aclarar las expectativas que tiene un nuevo jefe (director general, otro) respecto
       al equipo gerencial.
  • • Definir el papel colegiado del equipo de ejecutivos, diferenciarlo de la simple suma
       de los intereses y puntos de vista de los distintos puestos.
  • • Rediseñar el trabajo de un puesto gerencial o conjunto de puestos.
  • • Aclarar el papel del equipo gerencial en la puesta en marcha de una nueva estrategia
       de negocios, una nueva tecnología, una reorganización o una reestructuración de
       la organización.
  • • Crear un estilo de dirección compartido, más uniforme, entre los distintos
       departamentos o divisiones operativas o después de la fusión
       de dos organizaciones.
  • • Llevar a la práctica esquemas corporativos de liderazgo, valores, prácticas
       gerenciales u otros que pretenden unificar criterios y promover líneas de
       acción definidas.
  • • Imbuir un renovado vigor al equipo gerencial.

Uno de los temas más álgidos del taller La Misión del Equipo Directivo es la identificación y el análisis de los roles clave de los puestos de los participantes.
Ejemplos de estos son:

Administrador   Planea y organiza el trabajo, establece metas y estándares, evalúa el desempeño.
Supervisor   Hace valer las normas, cuida los estándares.
Experto   Guía y orienta a los demás haciendo uso de sus conocimientos y habilidades.
Coach   Promueve cambios en comportamiento de sus colaboradores con el propósito de incrementar su productividad, éxito y satisfacción con el trabajo.

Algunos participantes se dan cuenta de que limitan sus esfuerzos a los roles que les resultan más fáciles y cómodos, dejando al descubierto roles o funciones que son importantes para alcanzar el éxito en sus puestos. El uso del concepto de roles puede ayudar a los participantes a desarrollar una visión más amplia de su trabajo y mejorar el manejo su tiempo. Muchos participantes descubren que, usando el concepto de los roles clave, pueden llegar a "dominar" su trabajo en lugar de dejarse dominar por las "urgencias" y otras consideraciones.

La misión del equipo directivo puede servir como una introducción al tema de liderazgo para algunos ejecutivos y para otros, puede ofrecer una orientación práctica respecto a cómo desempeñar su papel de líder de una manera más efectiva.

La misión del equipo directivo es un taller dinámico y participativo que dará como resultados:

  • • Claridad y seguridad para los jefes y sus colaboradores.
  • • Esfuerzos enfocados en las tareas claves y ejecutivos mejor enfocados.
  • • Incrementos en la efectividad y productividad de los líderes de equipo.
  • • Un estilo de dirección orientado al éxito de los equipos más que enfocado a
       las actividades de los jefes.

El resultado es mayor claridad y un equipo más productivo y mejor enfocado a lo que es bueno para la organización.